viernes, 24 de septiembre de 2010

Para mi los días siempre han cambiado cuando me despierto, y no a las 00:00 de la noche. Pero en algunas ocasiones, como cumpleaños o días como hoy hago excepciones.
Me da rabia en parte no haber recordado que hoy/ mañana ... como quieras 24 de septiembre, hacía dos años, que ha tenido que decir mi padre: Hace 2 años estaba yendome solo a Asturias para llegar cuanto antes. Y no he sabido reaccionar.

Ara reacciono, lo pienso y no puedo evitar que me salten algunas o bastantes lágrimas. El papa está bien,aunque podría estar mejor, te echo de menos pero creo que echo más de menos que os llameis papa y tu y hableis o llamar también al abuelo y que nos diga que hoy lo has sacado a pasear. Por desgracia ni podemos llamarte a ti ni al abuelo para que nos diga que nos echa de menos y a ti también.
Sabes de sobra que se puede morir de pena, y el abuelo lo sabe mejor que nadie.
También sabes que se puede perdonar, y que el tio es muy especial y aunque me haya hecho daño a mi también , no puedo evitar llorar por todo.
Echo de menos ir a tu casa y verte , no me gusta ir y sentir que es tu casa pero que ahora esta a mi nombre. No me gusta decir mi caballo y mi perro sin aclarar que en realidad son tuyos, aunque poniendo el verbo ser en pasado.

Y a quien le pongo yo la tele del hospital? o mejor dicho, a quien vuelvo loco intentando ponerla porque me estresaba aquel aparado mientras me decias: a ver guaja, boton, meter la tarjeta y apretar tiene que haber algun boton...
Cucon y cucona y tu agenda de telefonos.

Me va el corazon a cien por hora y tu reloj está tan parado como cuando lo encontré y te pregunte si me lo podia quedar.

Papa hoy no va pasar un buen día, pero supongo que lo afronta como otro dia malo en ese apecto desde hace 2 años.

No se con que fin escribo esto, una parte de mi dice que desahogarme, pero porque aqui? y otra parte me dice que no estaria mal dejar de pensar en lo que no creo y creer que si lo puedes leer y reirte de mi con el abuelo y con la abuela de las ñoñerias que estoy diciendo.
Os siento todos los dias conmigo, como si estuvierais encerrados en un reloj los tres.


0 Algo que añadir?: